martes, 13 de octubre de 2015

Moderación de actividades en línea

Con base en las 5 etapas que propone Gilly Salmon, las acciones que se deben implementar en el curso de introducción a la filosofía que describí en mi entrada anterior deben considerar cada uno de los elementos del aprendizaje que se ponen en juego en este tipo de cursos en línea. La primera etapa se describe como de Acceso y motivación, en la que se deberá propiciar un buen ambiente y la adquisición de habilidades necesarias para la participación online. En segundo lugar, el elemento de Socialización permitirá que los participantes del curso se sientan acompañados e incorporados a una tarea en común. El tercer paso se refiere a Compartir información, en donde los contenidos son abundantes y se generan estrategias para sobrellevar el ritmo de aprendizaje ante tal cantidad de información.  El cuarto paso se describe como una Construcción del conocimiento, en el cual se dan aprendizajes activos, fruto de diálogos y discusiones fructíferas. Por último se da la fase de Desarrollo, que se caracteriza por el surgimiento de una postura crítica tanto hacia los contenidos como hacia la moderación del curso; y se van trazando las metas personales.

Ahora bien, situando estos contenidos en el marco del curso breve de Introducción a la filosofía, modalidad en línea, que me propuse impartir, puedo decir que se dio un ambiente favorable para el aprendizaje, además de que el uso de la tecnología no implicó mucho tiempo debido a que se utilizaron medios más o menos convencionales para los procesos de aprendizaje. La fase de socialización fue un elemento importante, ya que en todo momento los miembros del curso sintieron que compartían tareas e intereses comunes. La información fue tratada de forma adecuada, aunque hubo momentos en los que tuve que poner límites a las consultas y búsquedas de los alumnos, ya que pretendían abarcar demasiados contenidos, los cuales estaban al margen del propósito planteado. La fase más enriquecedora ha sido la de construcción del conocimiento, ya que se dieron espacios prolongados y frecuentes de discusión y aportes de aprendizajes activos; los mismos alumnos fueron planteándose preguntas nuevas y problematizaron situaciones de su propio interés con base en los contenidos revisados. Por último, los participantes del curso realizaron una lista de contenidos por explorar, investigaron posibles fuentes de consulta y literatura adecuada al proceso en el que se encuentran respecto de la reflexión filosófica.

Al inicio de este curso, se dio la oportunidad de expresar las expectativas y temores acerca de la participación en el mismo. En general se tenían altas expectativas que fueron delimitándose con la ayuda del moderador, siempre tratando de centrarse en el objetivo principal de curso, que no pretendía sino sólo introducir a los alumnos en el ejercicio de la reflexión filosófica, o por lo menos sentar las bases de la misma. Los alumnos se sintieron identificados con este objetivo en todo momento; fue de mucha ayuda el interés que cada uno de ellos mostró, pues se trataba de un ejercicio que de antemano habían solicitado. Una de las cosas que cambió su manera de ver la filosofía fue cuando se dieron cuanta que no cualquier “reflexión” puede considerarse de carácter filosófico, sino que se trata de un pensamiento abierto, crítico y sistemático acerca de la realidad. Para algunos, esta idea hizo que su entusiasmo disminuyera, ya que consideraban una tarea muy exigente el insertarse en el mundo de este tipo de reflexión; fue entonces cuando se enfocaron aun más en los límites y alcances del curso.

La interacción se dio de diversas maneras, algunas veces se problematizaban situaciones entre los alumnos, los cuales buscaban finalmente el aporte del moderador. Tal vez el punto más importante del curso fue cuando los alumnos llevaban el bagaje conseguido y lo aplicaban a situaciones concretas de su interés, lo cual aumentaba su pasión por investigar y problematizar dichas situaciones. Es importante señalar que en todos los alumnos se dio un cambio en la manera de hacer su lectura de la realidad, gracias a los aprendizajes construidos en este curso.

Los procesos de aprendizaje que se dieron durante el curso, rebasaron mis expectativas. Nunca imaginé que el pensamiento filosófico sería de gran interés para las personas que en él participaron. Su interés de hecho los ha llevado a buscar diversas fuentes de consulta en diversos medios: libros, revistas, manuales, videos, conferencias, etc.

Considero que el éxito de este curso se debe en gran medida al interés de sus participantes, a la apertura en la que éste se dio y a la brevedad en la que fue impartido. Y tal vez, como lo he dicho, una de las partes más importantes fue la posibilidad de realizar la lectura de una realidad de interés personal, desde las bases que la reflexión filosófica ofrece.

4 comentarios:

  1. Saludos Eduardo:

    Coincido contigo que el interés de los participantes es fundamental, sea cual sea el curso que se tome, y en la parte de aplicar el problema a casos concretos, refleja un aprendizaje significativo.

    Me gustó que les hayas preguntado expectativas al inicio del curso, yo no lo hice me fui de lleno a los temas del curso y siempre es importante romper el hielo y conversar sobre sus temores, dudas etc.

    Muy interesante y gracias por tu aportación.

    Claudia

    ResponderEliminar
  2. Saludos Eduardo:

    Coincido contigo que el interés de los participantes es fundamental, sea cual sea el curso que se tome, y en la parte de aplicar el problema a casos concretos, refleja un aprendizaje significativo.

    Me gustó que les hayas preguntado expectativas al inicio del curso, yo no lo hice me fui de lleno a los temas del curso y siempre es importante romper el hielo y conversar sobre sus temores, dudas etc.

    Muy interesante y gracias por tu aportación.

    Claudia

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Claudia en que está muy interesante lo que compartes. Igualmente coincido en que el interés de los participantes fue fundamental. Lo que me gustó mucho fue el espacio abierto y sincero en que se pudieron dar las aportaciones. Considero una medida sabia el delimitar las expectativas de los participantes. Cuando doy cursos esta es una parte esencial. Valoro el fruto de que los estudiantes lograran un cambio en su manera de leer la realidad. Creo que es algo que yo también quisiera lograr. Felicidades. Saludos. David G.

    ResponderEliminar
  4. Hola Eduardo!!!

    Que bien que ya estás en esta modalidad, y me gusta donde mencionas que te sorprendes de que los alumnos tienen intetés en el pensamiento filosófico e incluso rebasaron tus expectativas, lo único que yo cuidría en este tipo de cursos en línea es la comunicación, que debe ser muy clara, ya que a veces obviamos muchas cosas y el moderdor no se da a entender, no digo que esto te pase a ti, pero a mi en algunas materias que he tomado en línea muchas veces el feedback que me dan no lo acabo de entender, de ahí la importancia de verificar que se entendió lo que el moderador quiere. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar